Moldes para hielo

Moldes para hielo

El hielo es uno de los ingredientes más importantes en un cóctel o bebida refrescante. La calidad de los cubitos de hielo que vayamos a utilizar pueden destrozarnos el trago o hacerlo fresco y placentero. Es por esto que para poder fabricar nosostros mismos nuestro hielo de calidad necesitamos contar con buenos moldes para hielo.

A la hora de fabricar nuestro porpio hielo, debemos tener en cuenta varias cosas. Por ejemplo el tamaño de los cubitos que nos interesa, así como el material de los moldes para hielo que vayamos a utilizar. Que los cubitos sean fáciles de estraer del molde, y que el molde no transpase sabores al hielo son cuestiones a tener en cuenta.

Qué material es el mejor para un molde para hielos

En cuanto a materiales que nos podemos encontrar a la hora de comprar una bandeja o molde para hielos aparecen muchos tipos de plásticos. Existen en el mercado bandejas de hielo de materiales plásticos duros que no son recomendables, pues nos dificultarán la extracción de las piedras de hielo del molde y facilitará la rotura del mismo ya que tenderemos a golpearlo para poder extraer los cubitos.

La silicona de uso alimentario es un excelente material para los moldes para hielo. Las bandejas de hielo fabricadas con esta silicona tiene varias ventajas. La principal es que al ser anti-adherente el desmolde de los cubitos de hielo será fácil y rápido.

El tamaño del hielo importa

Cuando vamos a utilizar hielo para enfriar nuestras bebidas, son varios los aspectos que debemos tener en cuenta. La calidad del agua utilizada para su fabricación suele ser en lo que más se fija la gente. Es importante, pues la disolución del hielo en nuestra bebida es algo que no deseamos en general, ya que puede alterar el sabor de nuestro trago.

Evitar la disolución del hielo en la bebida es precisamente lo que hace que el tamaño del hielo importe. Cuanto mayor sea la piedra de hielo más lenta será su disolución y mayor la capacidad de enfriar la bebida al existir mayor superficie de contacto entre el hielo y el líquido que lo rodea.

Formas de los cubitos de hielo

Existen distintos moldes para hielo con variedad de formas para nuestros cubitos. Tradicionalmente las piedras de hielo son de forma cúbica o similar. También podemos encontrar bandejas para hielo que nos permiten hacer cubitos de hielo con diferentes formas o motivos.

Actualmente una de las formas de las piedras de hielo más en boga es la redonda o esférica. Los hielos redondos o esféricos nos permiten conseguir unas piedras de hielo de gran tamaño y con una capacidad de enfriamiento óptima con lenta disolución. Es por esto que las piedras de hielo con forma esférica están ganando cada vez más fuerza.

Los artistas del hielo consiguen diversas formas trabajando el hielo a mano. Comienzan con un gran bloque de hielo del que se sierra un trozo al que con ayuda de cuchillos y picadores de hielo se le va dando la forma deseada. Desde una esfera hasta un diamante. El límite está en la imaginación.

Sin embargo, para nuestras bolas de hielo redondas, lo más sencillo es comprar un molde para hielo esférico.

También te pueden interesar estos otros utensilios para coctelería