Vertedor de bebidas o pourer

Vertedor de bebidas o puorer
Botella con vertedor de bebidas.

El pourer o vertedor de bebidas es un utensilio de coctelería de extrema utilidad para el barman. Se trata de un instrumento que nos permite servir nuestros licores con rapidez y exactitud.

En nuestro bar será de gran utilidad colocar un vertedor de bebidas en las botellas que más utilicemos. En barman experimentado podrá así prescindir del jigger para servir las cantidades necesarias para la elaboración de los cócteles, pues el pourer nos proporcionará un chorro continuo y uniforme. Esto implica también mayor velocidad a la hora de preparar cócteles y combinados ya que verteremos los licores directamente en la coctelera o vaso, eliminando en paso intermedio de utilizar el jigger.

Es necesario tener en cuenta cuando vamos a adquirir un pourer o vertedor de bebidas que si no vamos a consumir la botella de licor con rapidez, será necesario taparla. Por esto existen modelos de pourer con tapón, aunque también podremos retirarlo de la botella y colocar el tapón original de la misma al acabar de usarla. No es raro ver como barmans descuidados tienen botellas de poca rotación con pourers sin tapa dejando que los licores se deterioren por oxidación.

Cómo usar el pourer o vertedor de bebidas.

El uso del vertedor de bebidas requiere de práctica. El principio por el que funcionan es simple. Disponen de una boquilla por la que sale el líquido en forma de chorro continuo y homogéneo gracias a una pequeña entrada de aire separada.

Una buena práctica al utilizar este utensilio para coctelería es tener todas las boquillas de las botellas colocadas en la misma dirección. La boquilla de los pourers tienen normalmente una inclinación para facilitar el servicio del licor. De esta manera no tendrás que preocuparte en mirar en qué sentido está colocado el vertedor cada vez que cambies de botella.

Otra de las cualidades de este tipo de herramienta es la capacidad de variar la cantidad de licor del chorro. Tapando parcialmente al entrada de aire con el dedo, podremos variar la cantidad de licor por unidad de tiempo que saldrá por la boquilla. Con esta técnica podremos evitar pasarnos al servir pequeñas cantidades como media onza o menos.

El servicio de cantidades exactas con el vertedor de bebidas es una habilidad que requiere de bastante práctica. Rellena una botella con agua y practica sirviendo distintas cantidades. Una vez que hayas repetido el proceso suficientes veces, tendrás memorizado cuánto tiempo necesitas para servir las dosis adecuadas. Por ejemplo, para servir 50 ml te harán falta 5 segundos. Las cantidades podrán variar dependiendo del modelo de vertedor de bebidas que utilices y de si estás tapando o no la entrada de aire.

También pueden interesarte estos otros utensilios para coctelería